¿Cómo elaborar un reglamento interno de condominio?

Mantener una sana convivencia entre los vecinos es la clave para evitar conflictos y disfrutar plenamente de la propiedad. De ahí la importancia de contar con un reglamento interno que se ajuste a las necesidades particulares de cada uno. Si no sabes por dónde comenzar a elaborarlo, te compartimos una plantilla. Sin embargo, antes debes conocer qué tipo de información debe incluir y el procedimiento para realizar cualquier modificación.

¿Qué información debe incluir el reglamento?

Este documento es un complemento a las leyes ya establecidas. Por lo mismo, no debe contravenir las existentes como la Constitución Política de México o el Reglamento de Fraccionamientos y Desarrollos en el Condominio para el Municipio del Marqués, Querétaro.

Además de lo anterior, no olvides que debe contener:

  • Derechos, obligaciones y limitaciones de los condóminos con respecto al uso de los bienes comunes y propios
  • El procedimiento para el cobro de las cuotas de mantenimiento, administración, reservas y extraordinarias
  • El monto y periodicidad de las cuotas antes mencionadas
  • Las medidas más convenientes para una mejor administración, mantenimiento y generación del condominio
  • Disposiciones para la integración, organización y desarrollo de la comunidad
  • Criterios generales del administrador para contratar terceros
  • Obligaciones y requisitos del Administrador
  • Bases para la modificación del Reglamento Interno

Dependiendo de las necesidades y estilo de vida de la comunidad se pueden agregar otros conceptos como las medidas y limitaciones al poseer animales, las zonas de juego para menores de edad, etc. Te recomendamos integrar un grupo de trabajo formado por propietarios del condominio para acordar los aspectos más importantes a considerar.

¿En qué casos se puede modificar?

Cuando el conjunto habitacional se inscribe ante el Registro Público de la Propiedad, la empresa encargada de ello incluye un reglamento. Es decir, tu condominio ya debe contar con uno. Sin embargo, muchas veces se emplean plantillas genéricas y no se ajusta a las características particulares. Es ahí donde vale la pena modificarlo. Para esto, los cambios deberán ser aprobados durante la Asamblea General con un quórum de por lo menos la mayoría simple de los condóminos.

Plantilla para elaborar reglamento interno

He aquí el sitio de internet donde podrás descargar la plantilla:

Reglamento de Condominio – Modelo en Formato Word y PDF (wonder.legal)

Recuerda que solo es el inicio, pues deberás ajustar el texto según las características específicas de tu comunidad. 

Además, una vez que se tiene la versión final, es crucial que todos los residentes conozcan el reglamento interno, tanto los propietarios como las personas que renten la propiedad. Publícalo o colócalo en un sitio al alcance de los vecinos. Puede ser en el tablero de avisos generales que físicamente se encuentre en el condominio o incluir una liga en el grupo de Whatsapp.

Adicionalmente, a través del Administrador, se puede entregar una copia impresa a cada condómino y pidiendo que firme de recibido.

Para finalizar, cada determinado tiempo se puede revisar para identificar si es necesario actualizar su contenido. También puedes registrar los conflictos más frecuentes entre vecinos y si existe una manera de prevenirlo a través de las reglas establecidas en el documento.

Artículo publicado en octubre de 2022.

Deja un comentario